miércoles, 12 de diciembre de 2012

El valor del dinero

En nuestro planeta no existe nada mas poderoso que el dinero, nada mueve mas a la gente que el dinero. Nos guste o no todos lo necesitamos porque es lo que mueve al mundo, si no tenemos dinero no sobrevivimos, así de sencillo.

Por dinero hay guerras, se venden presidencias y puestos políticos, se asesinan inocentes, se explotan niños, se juega con los sentimientos de millones de personas, destruimos ecosistemas, se lucra con la fe de los creyentes, vivimos en una desigualdad tremenda. Por culpa del dinero, atentamos contra nuestra naturaleza a ser libres.

Trabajar para conseguir dinero no es malo, pero si lo vemos bien, pasamos la mitad del día trabajando (si duermes 8 horas), eso sin contar que muchas veces trabajamos en algo que nos desagrada. Formamos parte de un sistema, como si fuésemos máquina, descansando un día a la semana para alargar nuestra vida útil, pero no hay que quejarnos, somos afortunados de tener empleo.

Es triste que actualmente muchas personas midan el éxito propio o de los demás, basándose en cuanto dinero ganan. La codicia es algo que predomina en la sociedad y el consumismo se ha vuelto un estilo de vida que solo nos causa falsas necesidades, un estilo de vida que te hace gastar compulsivamente el dinero que ganas con mucho esfuerzo.

Hace muchos años para comerciar no se utilizaba el dinero o la moneda, el trueque era la forma de conseguir todo lo que se necesitaba en casa, pero a medida que creció el comercio, los diversos tipos de productos, la población mundial, etcétera, el trueque se volvió poco práctico, y apareció la sal y luego el oro como monedas, esto para hacer más fluido el comercio. Lamentablemente con el tiempo aparecieron las instituciones bancarias, vieron un buen negocio en el dinero, y bueno ahora tenemos un sistema económico donde la inflación va para arriba y los salarios se quedan estancados.

Antes de gastar nuestro dinero pensemos si en verdad necesitamos hacer la compra, mira el dinero como tu esfuerzo, como tu trabajo. A todos nos llama la atención tener el celular mas nuevo, un buen auto, una casa bonita, pero hay que ser realistas, no es posible tener todo lo que deseamos, así que fijemos bien nuestras principales necesidades y no malgastemos nuestro dinero.

Probablemente no hay muchas alternativas para sobrevivir en esta sociedad mas que trabajar y trabajar, la única forma en que no se nos haga pesado llevar este ritmo de vida, es buscar un empleo que nos agrade, algo que a la larga no nos canse, tal vez así logremos evitar convertirnos en esclavos del dinero.